Como Conquistar A Una Amiga

como conquistar una amiga

Pasar de la amistad al romance, es solo cuestión de enfoque y tener ganas de lograrlo. Nada es imposible cuando se tiene la motivación correcta y, por supuesto, las herramientas disponibles. Por esta razón queremos alentarte diciendo, con toda firmeza y convicción, que conquistar a una amiga es un objetivo perfectamente viable. En este artículo te explicaremos cómo alcanzarlo.

Cabe decir desde el inicio que no es tan sencillo como soplar y hacer botellas, dado que cuando se tiene una relación de amistad con una chica es necesario superar unos obstáculos previos para que ella deje de observarte como su buen amigo y pase a mirarte con ojos de seducción y deseo.

Lo primero es cambiar la intención de las conversaciones que tienes con ella. Para conquistar a una amiga debes modificar algunos patrones actitudinales para que dejes de estar en la llamada “friendzone” y pases a ubicarte en otro punto de su radar.

 

Debes dejar de ser solamente “su buen amigo”

Se trata básicamente de cambiar el rol que juegas en la relación. Como amigo, posiblemente eras esa persona incondicional que estaba ahí presente en sus peores momentos, dándole una palabra de ánimo y secando sus lágrimas. También eras su confidente, por lo que eras la primera opción a la que ella acudía para contarte sus alegrías, pesares, tristezas y anécdotas… todo un libro de secretos.

Para conquistar a una amiga, lo primero que debes hacer estar  seguro que no la quieres más como amiga, sino como tu pareja. Esto parece obvio, pero en el fondo se trata de una decisión importante. Al arriesgarte a conquistar a una amiga corres un riesgo importante: perder a la relación con tu amiga. En el peor de los casos los años de relación de amistad que tienes con Carla, Luisa, María o como se llame, pueden verse fracturados una vez emprendas la misión de conquistar a una amiga, ya que si por alguna razón no funciona, existe la posibilidad de que ya tu nexo con esta persona no vuelva a ser el mismo. Pero como bien reza el adagio popular “el que no arriesga, no gana”, así que deberás evaluar tus intereses y tomar una determinación.

Ahora bien, si ya tienes un objetivo claro y piensas atreverte a conquistar a una amiga, entonces debes irte al campo de acción con todos los recursos para maximizar tus posibilidades de alzarte con la victoria en tus manos, lo que es perfectamente posible, no lo dudes. Como hemos dicho en este y otros artículos, todo es cuestión de enfoque y de los métodos que utilizas.

 

Sé guapo y un poco indiferente

Lo primero es ajustar tu imagen personal. Quizás no es tu caso, pero muchos hombres no cuidan demasiado su imagen personal cuando quieren atraer las miradas de una chica. Esto es crítico para el éxito. Ninguna mujer (sobre todo si es arreglada, guapa y perfumada) se fijará en un prospecto que huele mal, despeinado o con el rostro descuidado. Recuerda que las mujeres, en términos generales, son bien detallistas y no suelen pasar por alto pequeños detalles como este. Cómprate un jabón para aplacar la grasa cutánea y utilízalo con frecuencia de esta forma tu rostro tomará un aspecto más limpio y llamarás su atención. No olvides elegir un buen perfume que te haga ganar puntos con tu amiga. En el reino animal, los olores juegan un papel fundamental en las actividades de seducción y atracción sexual, por ejemplo. Por esto es vital que tengas una fragancia característica que te haga resaltar. No elijas aromas demasiado ácidos o fuertes, ya que puedes terminar ocasionando un efecto contrario la que deseas llegar, es decir, espantarla de lo mal perfumado que puedes llegar a estar. Adicionalmente, péinate bien, no dejes que tu look de recién levantados te acompañe a tus citas con la persona que aspiras conquistar. Te recomiendo asesorarte con algún estilista profesional que pueda evaluar el tipo de cabello que tienes y logre realizar un cambio de imagen en tu cabello para que te veas moderno atractivo. Cuida tus manos. El 90% de las mujeres tiene una mejor apreciación de los hombres que tienen cuidado de sus manos. Hablo de no presentarte con tu amiga con las uñas largas y sucias, pues no querrás rasguñarla por error si llega a permitir que le tomes la mano ¿o sí?

Asimismo, sé un poco indiferente. Sin ánimos de herirla, ni convertirte en un patán, intenta no dedicarle tanta atención como lo hacías antes (al menos en la etapa inicial, donde necesitas moverle el tapete para que entienda que tienes ahora intenciones de conquistarla). No la llames demasiadas veces al día, ni le inundes la mensajería de texto con demasiado romance, ya que ella no captará las señales que estás enviando de “hola, quiero ser más que tu amigo”, ya que básicamente te estarías comportando sólo como un buen amigo, amable, simpático y atento (cualidades que nunca debes perder si es que ya las tienes, pero que debes “controlar” inteligentemente si pretendes ir a otro nivel con tu amiga)