Como Reconquistar A Una Mujer

16391540381_f969097749_z

Si por alguna razón una relación se terminó, o por motivo de alguna peleo o conflicto está separado de tu pareja, lo primero que debes saber es que no todo se ha acabado, ya que siempre existe una posibilidad de retomar ese contacto sentimental como esa chica que aún amas. “Donde hubo fuego, cenizas quedan” dicen coloquialmente y, en efecto, este refrán apunta a una realidad ineludible y que hoy se convierte en una de tus oportunidad de reconquistar a una mujer, ya que si antes hubo amor o un nexo sentimental, aun cuando el mismo se haya fracturado, es imposible suprimir las innumerables buenas experiencias que ambos pasaron juntos, bien sea en un viaje romántico que hicieron, citas para cenar, tardes conversando plácidamente, entre muchas otras.

En este sentido, tienes grandes ventajas para ganar nuevamente el corazón de ese ser ando, aun cuando tengas que enfrentar naturalmente un conjunto de obstáculos o dificultades, incluyendo muchas que fueron las que promovieron la primera ruptura. Nadie dijo que sería fácil, pero con enfoque y perseverancia lo podrás conseguir.

Para reconquistar a una mujer, sé humilde y reconoce tus errores

Reconoce tus errores y se honesto contigo mismo. Si en algún momento cometiste errores o realizaste acciones que hirieron a la mujeres que anhelas conquistar, entonces se humilde y pídele perdón. Hay que sanar las heridas del pasado antes de hablar de reconciliación. No es posible edificar un templo sobre un suelo erosionado.

Se consistente. La consistencia es una virtud en la que la persona tiene un discurso coherente con lo que hace. Sus palabras van alineadas con sus hechos, lo que genera confianza en la otra parte. Si deseas reconquistar a una mujer, procura hacer un pacto contigo mismo, en el que harás lo que prometes, ya que de lo contrario será blanco fácil para que desconfíen de ti y eventualmente te desechen.

Asimismo, el mejor complemento de tu humildad es ser agradable, El mundo ya de por sí es bastante hostil y difícil como para refugiarse en una relación que adicionalmente traerá desacuerdos personales. Las mujeres quieren sentirse queridas, amadas y protegidas. Procura añadir a esto amabilidad y cariño para que te observen como alguien “con quien vale la pena compartir, ya que me hace sentir bien”. Si logras convertirte en un espacio de refugio para esa mujer, estarás ganando puntos importantes.

Quizás ella no te perdone a la primera oportunidad, pero no te rindas. Probablemente al principio ella se hará la dura, ya que ninguna mujer quieres sentirse débil ni proyectar que es “alguien fácil’. La mayoría de las veces es cuestión de paciencia y persistencia para lograr que la mujer que aspiras conquistar abra su corazón hacia ti. No te rindas ante la primera derrota, recuerda que caerse está permitido, pero levantarse es obligatorio. Esto además te hará ver como alguien determinado, que lucha por lo que desea. Eso apasiona a las chicas.

No pretendas vivir tu vida a través de ella

Debes ser el líder de tu propia vida. No hagas de la mujer tu centro de vida, ni permitas que tus planes y proyectos giren alrededor de ella. Ciertamente pueden compartir metas juntos (si es el caso) pero no pierdas tu esencia personal, tanto si están iniciando una relación por primera vez, como si es una reconciliación amorosa. Además esto permitirá que seas percibido como alguien autónomo, dueño de sí mismo, lo que proyectará un halo de autoridad que servirá como imán para atraer sentimentalmente a esa mujer.

Asimismo, no pretendas cambiarla. Una mujer no quiere estar con un hombre que le diga cómo debe ser o andar en la vida. Ciertamente, si observas defectos en ella, eventualmente podrás hacer tus sugerencias o confrontarla asertivamente para ayudarla a mejorar, sin embargo, es importante que tu enfoque no sea la de cambiar quien ella es ya que las mujeres quieren sentirse libres y aceptadas tal como son y no acudirá a los brazos de un hombre que pretenda convertirla en una mujeres distinta. Al contrario, si acudes a la aceptación de su forma de vestir, su peso, su forma de reír, sus gustos y hábitos, entonces estarás más cerca de conquistar su corazón.

A pesar de lo anterior, resulta estratégico para lograr tu objetivo permítele sentirse protagonista. No sea un controlador egocéntrico, ni abuses de tu arrogancia, ya que espantarás a las mujeres. Si bien debes establecer las reglas del juego y marcar tu posición de hombre, también es cierto que ella tiene derecho a fijar sus ideas, hablar, resaltar. Esto además le hará sentirse en un espacio de aceptación y donde puede entablar conversaciones con un hombre de mente abierta. Esto conquista a cualquier chica.